Sensiweiss cream mask

Out of Stock

45,31

MASCARILLA CREMOSA PARA PIELES SENSIBLES

La mascarilla perfecta para las pieles más delicadas, sensibles o reactivas. Ayuda a recuperar la comodidad de la piel dejando una sensación confortable y, gracias a la flor de Edelweiss, contribuye a la regeneración de los tejidos. Se trata de un producto imprescindible después de realizarse una mesoterapia o cualquier tratamiento abrasivo en el que la piel necesite necesite recuperarse.

97,76 % INGREDIENTES NATURALES

50 ml.

Sin existencias

Descripción

Mascarilla de textura cremosa que calma y descongestiona la piel, ofreciendo una mayor luminosidad y suavidad.
Ayuda a recuperar la comodidad perdida de una piel sensible. Contiene flor de Edelweiss que contribuye a la
recuperación y regeneración de los tejidos. Ideal después de mesoterapia o tratamientos abrasivos.

Indicado en pieles deshidratadas, sensibles y/o reactivas.

MODO DE EMPLEO

Sobre rostro, cuello y escote, aplicar una capa de aproximadamente 2 mm de espesor mediante un pincel en abanico y dejar actuar durante 15/20 minutos. Retirar con abundante agua.
Aplicar 1 o 2 veces por semana.
Evitar el contacto con los ojos. Mantener fuera del alcance de los niños.

INGREDIENTES PRINCIPALES

Edelweiss. Puede soportar condiciones adversas tales como altos niveles de radiación solar, presión atmosférica muy baja y temperaturas extremas. Gracias a esto, ha conseguido desarrollar un escudo protector hecho de rizomas muy resistentes que también evita la evaporación del agua. Aumenta la capacidad de proteger la piel mediante el fortalecimiento de su estructura.

Aceite babasú. Cada vez más se utiliza para reemplazar al aceite de coco por sus propiedades hidratantes y nutritivas. Hidrata las pieles más deshidratadas, restableciendo los niveles de agua y aceite en la capa hidrolipídica. También tiene propiedades regenerativas y preventivas.

Aceite de soja. Aceite vegetal con alto contenido en Omega 3 y Omega 6. Adquiere un papel importante en la energía celular estimulando la célula para un mejor funcionamiento. Ideal para tratamientos antienvejecimiento.

Rhamnosoft®. Es un polisacárido obtenido por fermentación, cuya acción principal es la de actuar y modular la respuesta inflamatoria de la piel frente a un estímulo, limitando además su propagación.

Aceite de argán. Alto contenido en Omega 9 y Vitamina E. Así que además de participar en la regeneración celular, actúa como un potente antioxidante que reduce los efectos de los radicales libres.

Mazanilla. Propiedades calmantes y antiinflamatorias. Comúnmente utilizado para tratar la piel sensible como un sustituto del azuleno. Además, suaviza la piel, regenera y protege; reforzando la estructura epidérmica.

Regaliz. Con propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, calmantes y despigmentantes. Tiene la capacidad de reducir la inflamación.

Caléndula. Esta planta es la más adecuada para tratar la piel seca, sensible, deshidratada o agrietada
rejuveneciendo y proporcionando más elasticidad. También tiene propiedades circulatorias, mejorando la penetración de ingredientes activos.

Aceite de jojoba. El aceite de jojoba es el aceite más parecido a los lípidos de nuestra piel, siendo un excelente complemento para disolverlo en la capa hidrolipídica y evitar la pérdida de agua transepidérmica. Increíble antioxidante, que ayuda a la piel a mantener su correcto equilibrio.

Vitamina E. Una de las vitaminas con mayor poder antioxidante. Contribuye a retrasar el envejecimiento, reparar el tejido y regenerarlo. También ayuda a reducir las líneas de expresión.

Manteca de karité. Potente regenerador celular que nutre y suaviza la piel neutralizando el efecto de daño a los tejidos. Aumenta la resistencia de la piel a agentes externos y es muy eficaz en pieles desvitalizadas, secas, con descamación, maduras o sensibles.

Bisabolol. Aceite esencial extraído de la flor de manzanilla que está especialmente indicado para pieles sensibles. Suaviza, regenera, calma y tiene propiedades antiinflamatorias y neutralizantes Previene los efectos de los radicales libres y del enrojecimiento.

Complejo botánico. Complejo botánico basado en aquilea, caléndula, manzanilla, tilo, menta piperita, malva, hipérico, hamamelis y castaño de indias, que ayudan a reducir los tejidos inflamados, alivian y descongestiona.

Aceite de oliva. Propiedades anti-envejecimiento y restauradoras. Con un alto contenido de ácidos grasos esenciales y antioxidantes, protege la piel contra agentes externos y radicales libres. Restaura los niveles de hidratación de la piel, suaviza y nutre los tejidos, proporcionando un aspecto jugoso y juvenil.

SENSIWEISS LINE

Enfocada para pieles sensibles y/o reactivas. Aumenta los niveles de tolerancia de la piel y reduce irritaciones y rojeces, recuperando su función barrera. Reduce la inflamación y aporta sensación de calma y confort a las pieles delicadas.

Leitmotiv: La protección de tu piel sensible viene garantizada por la Flor de Edelweiss. Característica de glaciares y alta montaña, soporta condiciones muy adversas y temperaturas extremas. El Edelweiss proporciona un alto factor de protección frente a los radicales, reduce los marcadores de estrés inducidos por UV, y muestra excelentes propiedades de protección del ADN.

Información adicional

Marca

Línea

Tipo de piel

Función

Calmante, Renovadora

Tamaño

50 ml.

SKU: 40.40.3 Categoría: Etiqueta:

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Añade una valoración